dijous, 16 de desembre de 2010

En rebel·lia

*
A Nazim Hikmet

“Los dedos bien abiertos
entre las notas de un teclado inexplorado…”
Eduardo Espósito


Per l’ombra de quina d’aquestes paraules subversives
puc arriscar
que em tallen el cap?
Encara que totes tanmateix
han promés alinear-se en la meua defensa.
Però qué passarà quan ells arribaran
a prendre ma casa a l’assalt,
destrossant els meus arxius
i incendiant cada vers que troben?
Hauré de fugir,
triar el meu mateix bandeig entre els enderrocs
o les cendres de tants llibres,
viure d’amagatotis al costat dels meus pitjors enemics
fingint que no sé que els conec.
En quin bocí de paraula
amagaré el meu cap
quan vindrà per mi la nit?


Poema de Daniel Montoly traduït al català per Pere Bessó


*****

EN REBELDÍA

A Nazim Hikmet

“Los dedos bien abiertos
entre las notas de un teclado inexplorado…”
Eduardo Espósito


¿Por la sombra de cuál de estas palabras subversivas
puedo arriesgar
a que me corten la cabeza?
Aunque todas sin embargo
han prometido alinearse en mi defensa.
Pero ¿qué pasará cuando ellos lleguen
a tomar mi casa por asalto,
destruyendo mis archivos
e incendiando cada verso que encuentren?
Tendré que huir,
escoger mi propio destierro entre las ruinas
o las cenizas de tantos libros,
vivir de incógnito al lado de mis peores enemigos
fingiendo no saber que les conozco.
¿En qué pedazo de palabra
esconderé mi cabeza
cuando venga por mí la noche?


Daniel Montoly

2 comentaris:

Ana Muela Sopeña ha dit...

Un poema, Daniel, muy expresivo para reivindicar la libertad de la palabra y la libertad del pensamiento.


Pere, gracias por traer este poema de Daniel, por haberlo traducido con esa gran fidelidad, por ser un alquista de la palabra en la biblioteca de Babel.

Abrazos a ambos
Ana

Daniel J. Montoly ha dit...

Querida Ana y estimado poeta Pere Besso, no sé cómo manifestarle mi agradecimiento por acoger este poema, ahora traducido al catalán por el bondadoso gesto del poeta en este excelente blog. Es un gesto que me llena de satisfacción porque comprendo que el poema ha podido ir más allá de los límites de su creador.
Un abrazo muy fuerte desde la poesía y la solidaridad.
Daniel