dimarts, 7 de juny de 2011

La corba del somni

*
I així, abraçada al coixí, arriba ell, penetrant els amagatalls de la meua ment.

M'abandone, em buide de pensaments, de veus, de tot allò que em danya, i deixe que, suaument, el cos se me'n vaja.
Camine cap un lloc distint, un lloc fosc que no recorda la meua mirada, i m'hi fonc, m'hi fonc amb la seua flaire, amb el seu tast irreconoscible, fantasma.

La boca se m'ompli de colors, el cos de silencis que bateguen a prop de l'aigua, i sent que és amb mi i em posseeix, ensenyorint-se de la meua ànima.

Ell és qui m'estima.


Poema de Montserrat Martínez traduït al català per Pere Bessó


*****

LA CURVA DEL SUEÑO

Y así, abrazada a la almohada, llega él, penetrando los escondrijos de mi mente.

Me abandono, me vacío de pensamientos, de voces, de todo lo que me daña, y dejo que, suavemente, el cuerpo se me vaya.
Camino hacia un lugar distinto, un sitio oscuro que no recuerda mi mirada, y allí, me fundo con su aroma, con su sabor irreconocible, fantasma.

La boca se me llena de colores, el cuerpo de silencios que palpitan cerca del agua, y siento que está conmigo y me posee, adueñándose de mi alma.

Él es quien me ama.


Montserrat Martínez

6 comentaris:

Ío ha dit...

Es un honor y un placer tener aquí publicados mis versos, Ana.
Gracias por compartirlos, por hacer que lleguen a más personas.
Un abrazo y un beso, muy grandes

Ío

Ana Muela Sopeña ha dit...

Gracias a ti, Ío, por escribir de un modo tan bello, tan inspirado. Por permitir que la palabra se haga sueño y el sueño palabra.

Un beso grande
Ana

Ío ha dit...

Hermosas son tus palabras, Ana: "...que la palabra se haga sueño y el sueño palabra."

Un beso

Ío

Ana Muela Sopeña ha dit...

Es que no somos nada sin sueños y la palabra es un nexo para habitar en ellos...

Un beso
Ana

Rossana ha dit...

Leo y en mi búsqueda hallo , entonces me quedo.

Saludos y gracias por compartir la palabra.


Rossana

Ío ha dit...

Me alegra que te quedes después de leer y hallar.
Gracias a ti, Rossana, por tus palabras.
Saludos


Es verdad, Ana, la palabra nos invita a soñar con ella, a traspasar el límite de la realidad, convertirnos en sueños.
Buenas noches, un beso

Ío